Buscar
martes, 28 de junio de 2022 17:45h.

Retirada de mercado

El vodka ruso, otro punto que Estados Unidos y Canadá ataca por la invasión a Ucrania

Desde decisiones de propietarios de bares, hasta decretos de gobernadores, Estados Unidos y Canadá aprovechan cada oportunidad para bloquear a Rusia y su intento de invadir Ucrania.

El vodka es reconocido como la bebida rusa por excelencia y en estos momentos el mundo no deja pasar por alto cualquier situación, por mínima que parezca, para reprochar los ataques a Ucrania, por lo que Estados Unidos y Canadá han optado por no tener más de este alcohol en sus tiendas y cambiarlo por el ucraniano.

La medida forma parte del bloqueo comercial y financiero al país que a la cabeza de Vladimir Putin ha iniciado un ataque armado contra su vecino y por el cual ya se contabilizan varias decenas de civiles muertos, entre ellos niños.

La denominación de origen le puede pasar factura a marcas como Stolichnaya, uno de los más famosos vodkas que es relacionado directamente con Rusia, pese a que se fabrica en Letonia.

El periódico Los Ángeles Times publicó una entrevista al propietario de un bar que dice que tras dar a conocer que en lugar de bebidas rusas iba a tener unas que se producen en ucraniana, como Vektor, su clientela creció.

Licorerias estadounidenses reportan un aumento considerable en las ventas del hidroalcohol producido en suelo ucraniano, otra forma en la que se comprueba el respaldo del mundo a la nación agredida.

Gobernadores de diferentes estados han ordenado que se deje de adquirir vodka ruso y en algunos casos se ha ordenado su retirada por la vía judicial.

En Ontario, Canadá, la Junta de Control de Bebidas Alcohólicas de Ontario (LCBO) retiró el producto ruso de sus 679 tiendas.

Muchos establecimientos han colocado banderas ucranianas como muestra de apoyo a ese país en un conflicto que podría finalizar en los próximos días ante el anuncio de negociaciones entre ambas partes.

No obstante, por el momento se va a dejar de brindar con el vodka ruso.